Cuida a tu bebé durante la temporada de frío

Bebé

El invierno trae cosas buenas a nuestras vidas y es una época para convivir con nuestros seres queridos, pero sus bajas temperaturas causan enfermedades respiratorias, como resfriados.

Como adultos podemos tomar diferentes medidas para evitar sentir frio y otro tipo de contingencias; sin embargo, los niños, en especial los bebés, son más vulnerables a este clima y por eso se deben tomar medidas claves para mantenerlos sanos en todo momento.

A continuación te damos algunas recomendaciones que los expertos mencionan:

Revisa su cuerpo. Tu bebé no puede avisar si tiene frío, por eso lo mejor es revisarlo de manera constante. Los expertos aseveran que las partes donde se puede verificar su temperatura corporal con mayor exactitud son su frente, cuello y nuca. Lo importante es observar que no estén muy secas o sudadas.

Mantén cálido el cuarto donde duerme. Para asegurarte de que el recién nacido no sienta demasiado calor o demasiado frío, intenta mantener tu habitación a una temperatura cómoda de entre 18 y 20 grados centígrados. Usa un termómetro de habitación para verificar si el bebé se mantiene a una temperatura segura y cómoda. Idealmente, la temperatura ambiente debe ser acogedora para un adulto con ropa ligera.

Ropa adecuada. En el invierno, la mejor manera de mantener a tu pequeño caliente es vestirlo con capas fáciles de poner y quitar, en especial para no sobrecargarlo y que después quede expuesto durante el cambio de pañal. Una buena regla general es vestir a tu bebé con una capa más de la que tú usas y evitar ropa de lana muy pesada o gruesa.  

Precaliente la cuna antes de acostarlo. Si el niño o niña estuvo ausente de su cuna por mucho tiempo, puede ser que ésta se haya enfriado. Para que no se sienta mal al momento de acostarlo nuevamente en ella, coloca una botella de agua caliente o una almohadilla térmica sobre la sábana de la cuna al menos 30 minutos antes de acostarlo en la cuna. Lo más importante, quítala 5 minutos antes para evitar sobrecalentamiento o quemaduras.

Baños cortos. Cuando sea momento de bañarlo durante esta temporada, se recomienda hacer sesiones de no más de 10 minutos y con agua a una temperatura de 24 grados centígrados en promedio. Para desvestirlo es necesario estar en un cuarto sin ventilación, de preferencia el baño, para que no sienta un cambio grande en su cuerpo. 

Aliméntalo sanamente. Para reforzar su cuerpo y que tenga la mayor protección posible es que el bebé coma de forma oportuna en sus horarios ya que eso le ayudará a desarrollar anticuerpos para no resfriarse. 

Consejos en el exterior. Aunque no es recomendable que un bebé esté en la intemperie durante esta temporada. Si se tiene que hacer lo mejor es usar una abrigo, gorra y guantes. Mantén al niño cerca del cuerpo de su mamá o papá y tapa su porta bebé con una manta ligera que evite los golpes de aire, pero que le permita respirar. 

Por último, se recomienda de manera importante que si el bebé presenta síntomas de resfriado, llévalo con un doctor calificado y no medicarlo sin la previa autorización. 

Ahora que conoces estas recomendaciones, visita lacomer.com, el sitio donde puedes encontrar los mejores artículos para cuidar, alimentar y vestir a tu bebé en cualquier época del año. ¡Te esperamos!



Suscríbete y recibe información

  • ¡Gracias por registrarte!

    ¡Hubo un error! inténtalo nuevamente