Haz que tus alimentos duren más en el refrigerador

Cocina / Alimentos

Aunque este electrodoméstico ya cuenta con espacios asignados para cada alimento, la realidad es que depende mucho de cada familia el acomodo. Aquí te damos algunos consejos.

La función del refrigerador es conservar frescos y en buenas condiciones los alimentos por más tiempo, es claro, sin embargo, existen aspectos que dentro de este electrodoméstico pueden influir para lograr este objetivo, uno de ellos es el acomodo, que, además, puede ayudarte a inventariar tu despensa y desperdiciar menos.

Ordenar tu refrigerador, además de una satisfacción a ese gusto del orden que todos tenemos, te ayudará a ahorrar dinero y a mejorar tus hábitos alimenticios.

Los niveles y las temperaturas

Un dato que no muchos conocen es que los refrigeradores varían de temperatura en sus diferentes puntos, algo que seguramente conocen de sobra quien se desempeña en la industria alimentaria, pero que debería ser del conocimiento general. Ya que esto ayuda a identificar la temperatura que necesita cada alimento para evitar que se echen a perder.

Regularmente los estantes superiores tienden a tener una temperatura más alta, por lo que resultan ideal para guardar los restos de comida que estarán poco tiempo en el frigorífico, también para las bebidas y en general para los alimentos ya cocinados. No solo es una cuestión de temperatura, sino de percepción, ya que es lo primero que verás al abrir tu refri, por lo que es más factible que decidas comer eso, que cocinar algo nuevo.

En el siguiente nivel, la recomendación es guardar los alimentos crudos, principalmente los ingredientes sobrantes después de cocinar, procura guardarlos en recipientes o bolsas herméticas. En la puerta del refri es donde menos frío se concentra, por lo que es ideal para guardar condimentos o en general productos abiertos que no requieren de mucho frío. Considera que si dejas alimentos crudos en esta parte, su vida útil se acortará.

Para el caso de los cajones, su función es guardar mayor humedad, por lo que es ideal para guardar frutas y verduras, el frío se concentra mejor en estos puntos. Aunque muchos aparatos ya cuentan con cajones específicos para cada producto, en caso de que el tuyo no tenga la indicación, te recomendamos utilizar uno de estos para guardar la carne.

Consejos prácticos

Etiquetar tus contenedores con el nombre del contenido y la fecha en que los guardas te ayudará a tener más control de tus compras y de organizar tus siguientes comidas. Es un trabajo que requiere tiempo, pero las ventajas lo valen totalmente. Hacer una lista y actualizarlo constantemente te evitará dolores de cabeza al comprar tu despensa, ya que así tendrás un inventario de lo que hay y lo que necesitas para los siguientes días.

A la hora de guardar tus suministros, procura hacer porciones para cada comida, si un alimento no lo utilizarás inmediatamente, como la carne, lo mejor es congelarlo. Recuerda que, si haces esto último, la recomendación es no congelar y descongelar demasiadas veces un mismo alimento. Procura guardar estas porciones en bolsas herméticas y aplanadas para ahorrar más espacio.

Haz lo mismo con las frutas, sobre todo con las que no contienen demasiada agua en su interior, tal como bayas, fresas o mangos. Mantén a la mano las que comerás pronto. Guarda la fruta en el congelador sin cáscara y en una bolsa también hermética. Por último, es recomendable comprar organizadores para un mejor orden, además de que te ayudarán a mantener más limpio tu refrigerador.

Una vez que ordenes el interior de tu refri, sabrás qué productos son los que necesitas pedir en lacomer.com para que nosotros te los llevemos hasta la puerta de tu casa. Ahorra tiempo, ¡ordena ahora!



Suscríbete y recibe información

  • ¡Gracias por registrarte!

    ¡Hubo un error! inténtalo nuevamente