¿Tu hijo cambió de escuela? Ayúdale a adaptarse

Familia

Los cambios no son fáciles para nadie, pero para los pequeños son más difíciles. Cambiar de escuela en sus primeros años es un proceso que necesita de tu apoyo para que pueda asimilarlo.

Ya sea por un cambio de domicilio, el ingreso a un nuevo nivel escolar o un cambio a una mejor escuela, a los niños les es más complicado adaptarse a estas transiciones, ya que prácticamente es un comienzo de cero. Por eso es muy importante acompañarlos durante este periodo de cambio. Aquí te dejamos algunos consejos para llevarlo a cabo.

El primer consejo consiste en no imponer. Aunque sean niños, siempre es recomendable anunciar el cambio y explicar los motivos por los que se está dando, así como escuchar la opinión de tu hijo. De esta forma sentirá que se le está tomando en cuenta en la decisión.

La comunicación es indispensable. Saber que comenzarás de cero en cualquier ámbito siempre genera miedos y ansiedades, en los niños no es diferente. Explica a tus pequeños que estas sensaciones son normales y forman parte del proceso para integrarse a su nueva escuela. Seguramente temerán a lo desconocido, pero si esta situación se la presentas como un reto será más fácil que lo asimilen.

Uno de los principales motivos para que tus hijos se rehúsen a entrar a una nueva escuela es la pérdida de amigos y el temor de no tener nuevos más adelante. Esto sucede más en niños grandes, ya que los pequeños son más sociables y están menos influenciados por los prejuicios, aunque también influye mucho el tipo de personalidad. Motívalo a entablar nuevas amistades y a perder el miedo a conocer nuevas personas. Preséntales este cambio como una oportunidad para ampliar su círculo de amistades, más que un motivo para perder los que ya tiene. 

Escúchalos siempre. En los primeros días seguramente tendrá mucho que decir porque hará comparaciones con su escuela anterior, te recomendamos dejarlo expresarse, de esa forma tú sabrás de qué manera podrás apoyarlo. En ocasiones no contarán todo, por eso debes mantenerte alerta para identificar posibles señales de tristeza o frustración.

La paciencia también es un punto muy importante que considerar. En un periodo de adaptación, cada niño tiene un tiempo para hacerlo, no desesperes si tu hijo no logra hacerlo del todo después de varias semanas. Si lo crees prudente, llévalo con un especialista con quien pueda expresar sus sentimientos.

En este proceso, procura acompañarlo a la escuela en los primeros días, de esa forma le darás una sensación de protección. Ahorra tiempo para hacerlo al comprar en línea desde lacomer.com y recibir tus productos en la puerta de tu casa a la hora que tú decidas. ¡Ingresa ahora!



Suscríbete y recibe información

  • ¡Gracias por registrarte!

    ¡Hubo un error! inténtalo nuevamente