El paraíso de las bacterias

Higiene

La mayoría de las personas utiliza trapos de cocina o toallas para limpiar la mesa, antes y después de comer; sin embargo, ¿sabías que, tal vez, más que limpiar estás esparciendo más gérmenes?

¿Cuántas veces no has tenido que volver a lavar tus trapos o toallas de cocina porque huelen raro o a humedad? Bueno, esto se debe a que pensamos que al pasar un trapo húmedo por alguna superficie, o bien, uno seco para secar los trastes, es más higiénico y práctico. Y lo peor de todo, es que únicamente dejamos secar el trapo húmedo o sólo le damos una ligera enjuagada después de haber limpiado.

No obstante, al realizar estas acciones lo único que estamos ocasionando es que nuestros trapos se conviertan en un posible gran cultivo de gérmenes y bacterias como la E. coli. Para evitar esto, algunas de las recomendaciones que debes tener en cuenta son las siguientes:

  • No utilizar un trapo para todo; separa aquellos que uses para manipular alimentos crudos de los ya cocinados.
  • Desinféctalos frecuentemente, sobre todo luego de usarlos, no deben pasar 24 horas. Y ten presente que esto no es garantía de que los gérmenes y bacterias no vuelvan a aparecer.
  • Podrías sustituir tus trapos de tela por servilletas de cocina.
  • Lávalos con cloro, si están demasiado sucios puedes dejarlos remojando con un poco de cloro y secarlos en el sol.
  • También puedes hervirlos durante unos 15 min antes de lavarlos; esto para desinfectar y matar bacterias y gérmenes.

En La Comer puedes encontrar una gran variedad de trapos de cocina, así como elementos para desinfectarlos como el cloro, o bien, si lo prefieres, encuentra las mejores marcas de servilletas para cocina.