Construye tu propio huerto en casa

Hogar / Interiorismo

Además de una actividad lúdica y relajante, cultivar tus propias verduras y hortalizas ayudará a que tú y tu familia coman más saludable

El principal inconveniente para instalar un huerto propio en casa, sobre todo en las zonas urbanas, es el poco espacio; sin embargo, cada vez es más común esta práctica y existen nuevos métodos para hacerlo sin la necesidad de un lugar con grandes dimensiones.

Una de las formas para lograr este objetivo es mediante la adecuada selección de vegetales y hortalizas que se plantan, por eso aquí te damos algunas opciones si tienes en mente cultivar en casa, pero consideras que no cuentas con el espacio suficiente.

Jitomates. Contienen muchos nutrientes como: potasio, fósforo, antioxidantes y vitaminas A, E y C. Te recomendamos cultivarlos en un lugar con luz abundante y regarla con poca agua dos o tres veces por semana. Es necesario plantarlos profundamente, ya que desarrollan raíces largas. Si sus hojas tienen demasiado contacto con el suelo, son propensas a desarrollar enfermedades, si es el caso, debes cortarlas.

Zanahorias. Estas hortalizas son fáciles de cultivar y aportan muchos beneficios como: vitamina A, antioxidantes y fibra dietética. Si se come crudo ayuda a fortalecer dientes y encías. La principal recomendación para su mantenimiento es la humedad constante en la tierra, conforme vayan creciendo puedes espaciar más el riego. Puedes sembrarlas a lo largo del año.

Espinaca. Es un potente antiinflamatorio y ofrece grandes beneficios neurológicos, además de que ayuda a regular la presión arterial y a mejorar el metabolismo. Puedes cultivarlas en tu pequeño huerto o incluso en macetas con una separación de 30 cms entre cada planta. Pueden crecer en cualquier tipo de suelo, pero te recomendamos las tierras ricas y humedas. Necesitan poco sol.

Rábano. Contiene un alto nivel de vitaminas C y fibra que beneficia el tránsito intestinal, además de ofrecer propiedades diuréticas. Este vegetal también requiere de poco espacio para crecer y, de hecho, lo hace en poco tiempo. Lo puedes cultivar directamente en la tierra, no es necesario un semillero. Es posible sembrarlas todo el año, pero no se recomienda en lugares de mucho calor o frío. Si la pones junto a otras plantas, evita las que sean crucíferas.

Además de estas hortalizas que te mencionamos, también puedes elegir sembrar cebollas, ajos, berenjenas, pimientos, cilantro, menta, hierbabuena, entre otras. Son recomendables porque no requieren de un espacio grande para desarrollarse y los cuidados son mínimos, de esa forma tendrás a la mano verduras frescas cultivadas por ti misma en el momento que lo requieras, además de que es una actividad que puedes compartir con toda la familia.

Para las legumbres más complejas, y en general para los productos que necesitas en tu día a día, en lacomer.com.mx siempre las encuentras con la mejor calidad.



Temporada Rosa Temporada Rosa