Cuida tus suculentas con estos prácticos consejos

Hogar / Interiorismo

Si eres fan de este tipo de plantas, o quizá porque llegó alguno en forma de regalo, las suculentas, a pesar de ser muy resilientes, necesitan de ciertos cuidados para que sigan adornando tu casa.

Por su sencillez y gran variedad, además de su belleza minimalista, las plantas suculentas han tomado relevancia en los últimos años. También, por su tamaño, resultan perfectas para las dimensiones de los actuales departamentos, pero, sobre todo, son valoradas porque parece que pueden crecer y sobrevivir a cualquier ambiente por los pocos cuidados que requieren.

Sin embargo, dar por hecho este último punto puede ser la causa por la que en ocasiones las suculentas no sobreviven a pesar de su conocida resistencia. Es por eso que aquí te damos algunos consejos de cuidado para que tu planta luzca radiante, saludable y bella. El primero de ellos, es no tratarla como cualquier otra planta, de hecho, cada una debe tener cuidados específicos. Te aconsejamos conocer las necesidades de cada una antes de decidirte por alguna.

Agua, la necesaria

Las suculentas tienen la capacidad de absorber la humedad del ambiente y retenerlas en sus hojas, tallos y raíces, de ahí que no necesitan demasiada agua y de que sean capaces de sobrevivir en macetas suspendidas sin ningún tipo de sustrato a la que esté sujeta. Esta capacidad indica que no necesita de mucho riego, los expertos recomiendan, sobre todo en la época invernal, hacerlo solo una vez cada dos semanas; mientras que en los meses de calor hacerlo una vez por semana.

Más luz

Aunque necesitan bastante luz, evita exponerlas directamente al sol, mucho menos en los días más calurosos del año, esto porque secarás sus reservas de agua y le generarás deshidratación. Para detectar esta situación, verifica que tu suculenta no cambie el color de sus hojas a rojo, si es así, cambie de inmediato su ubicación dentro de tu casa y busca uno con menos luz directa.

También puedes voltearlas de lado de vez en cuando, incluso si no les da el sol directamente, esto para que la luz que reciben sea uniforme.

Drenaje adecuado

Como con todo, el exceso es malo, por eso procura poner tu planta en una maceta con un buen drenaje para evitar encharcamientos. No es recomendable usar platos bajo la maceta, a menos que solo lo utilices después de regarlas y asegurarte que ya no escurre.

Cuídalas de las plagas

Es poco probable que se infecten de plagas, ya que están en el interior, sin embargo, se puede dar el caso de que los mosquitos se sientan atraídos hacia ellas si sus macetas están muy encharcadas por no tener un drenaje adecuado, y dejen sus larvas y huevo ahí. Si es el caso, utiliza alcohol isopropílico al 70% para rociar sus hojas. Procura revisar constantemente todas tus plantas para detectar posibles plagas y evitar a tiempo el contagio entre ellas.

El suelo ideal

El que crezcan en condiciones poco favorables dan cuenta de su capacidad de sobrevivencia: sobre piedras, cortezas de árbol, etc. Así que cuando las plantes, además del sustrato normal que utilizas para el resto de tus plantas, procura agregar un poco de arena o busca un sustrato especial para cactus.

Limpieza

Aunque estén en el interior de una casa, no se salvan del polvo u otro tipo de partículas, por eso es muy importante su limpieza, ya que la suciedad puede impedir su crecimiento adecuado. Utiliza un paño húmedo para limpiar cada una de las hojas y las espinas de tu suculenta.

Si sigues estas recomendaciones seguramente tu suculenta tendrá una larga vida y seguirá adornando tu hogar con esa belleza peculiar. Si crees que necesitas más tiempo para sus cuidados, ahorra el suficiente haciendo tus compras en línea desde lacomer.com, donde podrás recibir tus compras a domicilio. Además, también encontrarás un sinfín de artículos de jardinería para el cuidado adecuado de tus suculentas y el resto de tus plantas.



Suscríbete y recibe información

  • ¡Gracias por registrarte!

    ¡Hubo un error! inténtalo nuevamente