Limpia tu regadera fácilmente

Limpieza

Si tienes problemas con el flujo de agua de tu regadera, quizá no sea un problema del suministro, sino del cabezal de esta. Aumenta su presión limpiándolo de la forma adecuada.

Una de las actividades más tediosas y molestas, sin embargo, de las más importantes, es la limpieza del baño. Además de una cuestión de higiene y salud, su limpieza debe ser frecuente y a profundidad para evitar gastos en reparaciones y mantenimiento constante.

Uno de los problemas que puedes presentar de no hacerlo, es que la presión del agua de tu regadera disminuya, probablemente si te pasa, pensarás que debes contactar a un plomero, pero en muchas ocasiones simplemente se debe a falta de limpieza del cabezal de esta. Limpiarlo es muy sencillo, solo sigue estas recomendaciones.

Limpieza con cabezal de regadera puesto

La primera forma de hacerlo es con el maravilloso vinagre, ya que elimina los minerales acumulados en tu regadera, que son los responsables de tapar los orificios del cabezal, además, es muy útil en caso de que no puedas retirar el cabezal para su adecuada limpieza. Únicamente debes hacer lo siguiente:

* Llena una bolsa de plástico con vinagre (mitad).

* Cubre el cabezal con la bolsa y amárralo.

* Deja que actúe por algunas horas o deja reposar toda la noche.

* Al día siguiente, retira la bolsa y cepilla bien el cabezal.

* Abre la llave y deja que corra el agua sucia, ¡listo! Verás como la presión es mejor.

 

Limpieza sin cabezal de regadera puesto

Si es posible retirar el cabezal, entonces la limpieza puede ser más sencilla.

* Retira el cabezal y colócalo bajo el choro de agua en sentido contrario.

* Retira los restos de sarro acumulado con agua y ayuda con un cepillo.

* Después deja reposar el cabezal en un recipiente con vinagre toda la noche.

* Al día siguiente vuelve a tallar como antes.

* Para comprobar que están limpios, pica con un alfiler cada uno de los orificios.

 

Usa bicarbonato

Uno de los productos de limpieza más populares también es funcional para limpiar la regadera, y, además, da brillo a los metales como las llaves y tubería de tu ducha.

* Prepara una mezcla con una taza de bicarbonato (aproximadamente 200 g) con el jugo de dos limones.

* Una vez hecha la pasta, frota con ayuda de una esponja sobre toda la regadera, en especial donde cae el agua.

* Deja actuar por al menos 30 minutos y retira con agua abundante y cepilla vigorosamente.

* Listo. Comprueba la presión del agua. Repite este procedimiento cada dos semanas para mantener tu regadera siempre impecable.

 

Refresco de cola

Además de refrescar en los días de calor, este tipo de bebida ayuda a la limpieza del hogar, ya que su nivel de acidez permite retira hasta la suciedad más difícil.

* Previa desinstalación, vierte el contenido de una lata de refresco sobre la regadera.

* El ácido fosfórico y el carbonado de la bebida harán la limpieza en minutos.

* Otra forma de aplicar es con un paño remojado en el refresco, incluso con un atomizador para llegar a las zonas difíciles.

* Deja reposar por una hora al menos y luego enjuga.

Olvídate de esas horribles manchas de tu regadera, mejora la presión del agua y mantén tu baño siempre impecable aplicando estas recomendaciones. Todos los productos los puedes encontrar en lacomer.com, que además puedes pedir en línea y recibir a domicilio para ahorrar tiempo. ¡Así de fácil!



Suscríbete y recibe información

  • ¡Gracias por registrarte!

    ¡Hubo un error! inténtalo nuevamente