¿Dormir con el pelo Mojado?

Salud

Si eres de las personas que lo hacen para relajarse por las noches, aquí te contamos por qué no deberías hacerlo y algunas alternativas al respecto.

Las madres nos advierten de ciertas cosas a las que no siempre hacemos caso, el irse a la cama para dormir con el pelo mojado es una ellas, por eso si tú lo haces con frecuencia, te contamos las desventajas de esto.

Ya sea para relajarte o porque la época de calor es intensa y para sofocar las altas temperaturas y poder dormir, te metes a la regadera, o bien, simplemente porque tienes la costumbre de bañarte por las noches por una cuestión de practicidad, te recomendamos dejar de hacerlo, o al menos esperar el tiempo necesario para que tu cabello se seque, porque de esa forma no solo evitarás estropear tu cuero cabelludo, sino también ciertas consecuencias en tu salud.

Agua vs. Cabello

Como sabemos, todo en exceso es malo, y el agua no es la excepción. Mantener tu pelo húmedo por demasiado tiempo puede provocar un exceso de sensibilidad en él, principalmente por una de sus propiedades llamada: higroscópico, que es la encargada de absorber la humedad presente en el ambiente. El agua se introduce en la cutícula del pelo e incrementa su tamaño, haciendo que las proteínas y componentes que lo conforman queden sueltos y se pierdan, debilitándolo.

También como consecuencia de esta sensibilidad, el pelo se vuelve más quebradizo y fácil de dañar, principalmente por el roce con la almohada o en general con la ropa de cama. Asimismo, la aparición de la caída de cabello es otra consecuencia de la excesiva presencia de agua.

Caspa y enredos

Ya sea que duermas con el pelo mojado, o lo mantengas por mucho tiempo enredado con una toalla, la humedad puede generar inflamación en el cuero cabelludo, que a su vez puede desarrollar picazón intensa, de la cual también pueden derivarse heridas por la necesidad de rascarse.

Malassezia es un huésped común de nuestro cuero cabelludo, este hongo suele alimentarse de los aceites grasos de los folículos, provocando así la renovación celular del cabello. Con la presencia del agua, su proceso se altera haciendo que se multiplique y reproduzca en mayor cantidad y rapidez, esto a su vez genera un intercambio de células a gran velocidad, y la gran consecuencia es la aparición de la caspa.

Por otro lado, al evaporarse el agua mientras duermes, tiende a generar más nudos en tu cabello, que se complican aún más con el movimiento de tu cabeza durante las horas de sueño. Cuando intentes quitarlos al día siguiente, además del maltrato físico, el daño generado por la humedad, traerán como consecuencia una mayor caída capilar.

Consecuencias en la salud

Como ya vimos, las mamás tienen razón al decir que no es tan bueno dormir con el pelo mojado, no solo porque el cambio brusco de temperatura puede generar resfriados, sino porque, además, puede provocar dolores de cabeza intensos, jaquecas o molestias musculares.

La principal recomendación es no practicar este hábito, pero si te es complejo dejarlo, procura secar tu cabello frotándolo suavemente con una toallao utilizar una secadora, sin abusar de ella, y peinarte con un peine de dientes anchos. Procura tomar tus baños dos o tres horas antes de irte a dormir. En caso de que ya sufras alguna consecuencia de la humedad, intenta combatirlos con productos anticaspa o de fortalecimiento capilar, pero si el problema es mayor, no dudes en consultar a un especialista.

En lacomer.com contamos con productos que te pueden ayudar a prevenir afecciones a tu cuero cabelludo, así como todo lo que necesitas en tu día a día. Haz tus compras directamente en línea y recibe a domicilio.



Suscríbete y recibe información

  • ¡Gracias por registrarte!

    ¡Hubo un error! inténtalo nuevamente